jueves, 9 de octubre de 2014

AVENTURAS EN LA MARCA DEL ESTE - Primera partida


Este fin de semana pasado, en un ya clásico finde riojano que va por su 13ªed., fuimos 6 amigos y un servidor a pasar unos días a Logroño a casa de mis padres. La casa dispone de bodega por lo que es ideal para practicar deportes indoor: beber, comer, rol, póker, juegos varios, campeonatos de Blood Bowl…

Este año ha sido distinto porque teníamos planeado jugar a rol, cosa que otros años no hemos hecho por contar en el grupo con gente no aficionada o porque simplemente preferíamos desvalijarnos los unos a los otros jugando al póker. Bueno, este año teníamos pensado echar una partidita de Pathfinder de una campaña que se nos alarga ya durante más de dos años. El máster de esa partida es un hombre muy ocupado y con poco tiempo libre (ejem) y adelantó que no sabría si tendría suficiente aventura preparada para jugar las horas que los ávidos jugadores le demandábamos. En ese momento se me encendió la luz y dije: “llevo el Aventuras en la Marca del Este… que me compré la campaña de La Llamada de los Dioses hace poco y ni siquiera hemos probado el juego. Lo llevo como rol de soporte y si el Path acaba muy pronto pues le damos candela…”  Me ojee las primeras hojas de la campaña y dije, ¡listo para jugar, aunque sea un par de horas!

Seguir leyendo... pincha en Mas Información:


Una vez en Logroño y tras un viernes noche de muerte, chuletillas, destrucción, y Jägermeister (o como se diga) nos plantamos en el sábado con el master del Path totalmente inconsciente e inhabilitado para algo más que dormir.

 “¿Hacemos unas fichas de La Marca para probar el juego mientras este se recupera?”

Esa frase dio el pistoletazo de salida a más de 11 horas de juego solo interrumpidas por dos recesos de diez minutos para coger aire. Una de las sesiones más intensas y divertidas que he (¿hemos? casi seguro que sí…) jugado nunca…. Que sensación más buena la de ver que los PJs son escuálidos héroes-wannabe que se van al hoyo de una mala ostia de un goblin. ¡Que tensión en sus caras con cada combate! ¡¡Que de muertes!! Como he dicho, jugamos alrededor de 11.5 horas, desde las 17h hasta las 4:30 de la mañana y dio tiempo a matar 6 personajes jugadores. Incluso el que iba a ser master del Path decidió unirse a la fiesta cuando recupero su entereza estomacal pasándoselo bomba.

¿Qué cosas me encantaron?

1.       La alta mortandad. Básica para que cada combate (y jugamos 21 en esas 11 horas: desde el inicio de la campaña en el barco hasta las puertas de la dungeon) fuese una aventura emocionante que ponía a todos de pie y que hacía que cada decisión, cada tirada, importara porque podía ser la última. Una sensación que no teníamos desde hace mucho y que hizo que los veteranos del AD&D se pusieran a recordar sus viejas partidas. El combate con el Thul a las 2am con todos de pie jaleando cada tirada de dado es un buen recuerdo.

2.       La rapidez del juego. Nada de mil dotes, nada de habilidades especiales… solos tú, tu GACO y tu dado de 20. Como siempre debió haber sido.

3.       La facilidad en la creación de PJs. Todo un acierto que permite que una vez muerto un PJ podamos tener un sustituto en apenas 5 minutos de reloj.

4.       Lo bien estructurada que está La Llamada de los Dioses. ¡Por Aëgir! ¡Solo me había leído las primeras 4 o 5 páginas de la campaña y estuve dirigiendo 11 horas! La verdad es que estaba todo muy clarito y aprovechaba los recesos de 10 minutos para adelantarme en la lectura de lo que se avecinaba pero he de decir que está muy clarita, muy maja y muy bien explicada (al margen de que uno ya tenga sus tablas y su cintura para estas cosas). ¡Un OLE por Khristo, escritor de la campaña (si no me equivoco)!

5.       Las risas que nos echamos. Nos meamos de la risa cada vez que alguien moría porque hace mucho que somos un grupo de rol estilo Barrio Sésamo y nadie suele morir en nuestras campañas. ¡Ya era hora de llenar el cementerio de héroes! Me quedo con esta conversación que resume muy bien la noche:

Master (o sea yo): ¡Joder! ¡Son las 3 de la mañana! ¡Pensaba que eran las 12 o así!

Jugador: Máster, a las 12 yo todavía era mago… (Jugador que llevó a lo largo de la noche: mago – drow – paladín y en ese momento estaba con el paladín…)

Si queréis probar el juego lo podéis encontrar en Tesoros de la Marca


3 comentarios:

  1. Muchas gracias por la mención. Espero que disfrutéis del resto de campaña. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por la campaña, el juego y este comentario ;-)

      Eliminar
  2. Gran sesión y gran juego.
    Como nos lo pasamos !!!!

    ResponderEliminar