martes, 30 de septiembre de 2014

DOCUMENTAL SOBRE ROL Y MIS PROPIOS ORÍGENES ROLEROS - 2

Como os dije hace un tiempo ya (esto de escribir un juego absorbe un tiempo que no veas) vi este curioso documental sobre los juegos de rol que se basa en entrevistas a 4 personas en un club de rol de Madrid. Me gustó la dinámica del asunto y yo mismo me estoy entrevistando en un ejercicio de autobombo solo superado por cada aparición pública de Julio Iglesias (y lo sabes). Hoy ya no recuerdo con claridad las preguntas que hacían en el vídeo y, a riesgo de olvidarme de alguna, responderé hoy a estas dos:

- ¿CUÁL HA SIDO TU PJ FAVORITO O QUE RECUERDES CON MÁS CARIÑO?

"Más Información " para seguir leyendo...




Aquí me pasa como a alguno de los entrevistados... yo soy DJ/Máster, siempre lo he sido y siempre lo seré. Lo mio es preparar la historia y los encuentros, pensar en los PNJs y en como plantear esta o aquella escena para que tenga más fuerza y enganche más a los jugadores. Ser PJ siempre se me ha quedado corto por lo limitado de la experiencia... de verás, no quiero sonar pedante pero es lo que siento. 

Al margen de esto y por ceñirme rigurosamente a la pregunta diría que tengo 2 PJs que recuerdo con más cariño. Por una parte está mi primer PJ del MERP como jugador en una campaña de un gran amigo del colegio. Por aquella época jugábamos a rol en el recreo del colegio, respirando los humos de la parada de autobuses. Es curioso pero aquel sitio parecía una convención de rol todos los días a las 10:20 y a las 14:00. Gente jugando a Magic y a rol, como posesos. Yo también caí en las redes de las Magic pero sobre todo jugábamos a rol. Es en esa época cuando mi mejor amigo de la época hizo una campaña de MERP y me hice mi primer PJ de este gran juego. Se trataba de Galfaroth "Mata Trolls", un dunadán del norte que cogió su sobrenombre en la segunda aventura cuando despiezó a un troll en digno combate.  No creo que ese PJ llegará más allá de nivel 5 porque la aventura terminó y con ella la campaña (jeje), pero creo que todavía tengo la ficha por algún sitio guardada... esperando su momento para volver a hollar la Tierra Media.

El otro PJ que recuerdo con cariño es Khrom, un beórnida también del MERP que consiguió llegar a nivel 14 en la campaña más larga que he jugado como jugador. Una bestia parda con un hacha a dos manos y un bono al ataque de más de 150... picadora de carne al canto... Este PJ tampoco murió, llegando a un apoteósico final cuando en la última sesión y en una carga desesperada de caballería se subió al caballo como si de una tabla de surf se tratase (eat this Orlando Bloom) y saltó sobre sus enemigos como un heraldo de muerte y dolor. Recuerdo la cara del DJ cuando le dije lo que quería hacer y como me dijo, con ese tono tan de DJ, "¿estás seguro? Va a ser una maniobra Casi Imposible o Locura Completa...".. jejeje.... que tiempos... Y lo bueno es que le eché huevos y la maniobra salió bien y salté desde el caballo sobre mis enemigos y todos nos reímos con ganas... Luego recibió ostias como panes y justo antes de morir se convertía en oso y repartía estopa como un molino... Final apoteósico y épico, como debe ser.



- ¿QUÉ CAMPAÑAS RECUERDAS CON MAS CARIÑO?

No se si esta pregunta figuraba en el vídeo pero me parece obligada... Como máster me cuesta mucho decidirme pero creo que puedo quedarme con una campaña de las chorrocientas que he dirigido.

Star Wars d20. Duró bastante, llegando los PJs desde nivel 1 hasta nivel 12 o 13 aproximadamente (que es el momento en el que se debe dejar una campaña de d20, desde mi punto de vista). Fue una época en la jugábamos TODOS los viernes. El tipo de campaña que se juega tan seguida que te obliga a "escribir aventura" toda las semanas con una urgencia creativa que a veces daba perlitas y otras truños. Esta campaña estuvo llena de perlitas ya que tuvo un elemento muy salsero. Los PJs eran una célula de rebeldes a la que se encargaba los más variopintos tipos de misiones con el objetivo de desestabilizar al Imperio. Lo bueno es que uno de ellos me había transmitido en secreto el deseo de hacer de agente doble y ser un espía imperial infiltrado en la unidad. No por gusto o amor al imperio sino por un hermano secuestrado y la amenaza de que si no lo hacía, su hermano moriría... La campaña tanscurría con una historia principal bastante buena de por si (y está mal que lo diga yo) pero los imperiales siempre parecían saber dónde estaban los PJs, siempre les tendían emboscadas y se adelantaban en algunos de los casos a sus movimientos... La campaña fue un éxito, plagada de momentos estelares (escapando de un bloque prisión de un Destructor Estelar clase Victory, discusiones entre los PJs al estilo Resorvoir Dogs blaster en mano debido a las desconfianzas mutuas, timbas grandilocuentes en casinos espaciales con PNJs estelares y PJs inspirados...) que culminaron con la redención y muerte del PJ espía quien, tras confesar su terrible secreto a sus compañeros, moría abatido salvando a su hermano de las garras imperiales.. Una gozada que será difícil repetir debido a la frecuencia de las partidas de hoy en día (con suerte una al  mes) y al final épico peliculero a más no poder que tuvo aquella campaña. Por cierto, una parte que recordamos con mucho cariño es la aventura que consiste en escapar de un Destructor Estelar. Se trata de un módulo del Star Wars d6 (Estrella Remota creo que se llamaba) que os recomiendo jugar porque es 100% Star Wars del bueno... ahí lo dejo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario