lunes, 13 de enero de 2014

LAS MASCARAS DE NYARLATHOTEP

Continuamos la narración de las aventuras de los investigadores por Nueva York...

Start spreading the news... I´m leaving today... I want to be a part of it...



Tras el incidente en el Hotel Chealse los aguerridos aventureros se dirigen al apartamento de Hans en Broadway para descansar y recuperarse del shock mientras ordenan todas sus pruebas (en cuadernillo a lo Indiana Jones...) y deciden cuales serán sus siguientes pasos.

Lo primero que hacen, al día siguiente, es organizar el funeral y hablar con la policía. Causa de la muerte de Jackson Elias: traumatismo cráneo encefálico (y la runa grabada en la frente seguro que tampoco ha ayudado a su salud). La policía poco más les dice a parte de que no es la primera victima encontrada en esas circunstancias...

Durante el sepelio, aparece en el cementerio Jonah Kensington , editor del difunto. Se citan con él al día siguiente en las oficinas de la editorial y en esa visita reciben unos papeles que envío Elias donde detallaba cosas de la expedición Carlyle. ¿Lo más importante? Parece que los miembros de la expedición podrían seguir con vida y parece que al menos uno de ellos, Jack Brady, estaba en Hong Kong hace poco.

Mientras Rupert y el padre Way husmean por la biblioteca, hablan con la universidad de Harvard, etc... Sophie y Hans deciden intentar hablar con la hermana del desaparecido (y presuntamente muerto) Carlyle, Erica Carlyle. Tras un generoso soborno al maitre del restaurante consiguen entrar y hacerse con una buena mesa junto al escenario. Mediante una botella de champán consiguen llamar la atención de Erica Carlyle y su pareja de esa noche. Hablan con ellos, haciéndose pasar por editores de la recién creada revista Life y aunque al principio la millonaria no traga, finalmente consiguen que les pase el nº de teléfono de su secretaria personal.
Hans y Sophie, a la ziquierda, se acercan con un vuelo indiferente a la rica Erica Carlyle, en el centro

En estas que Jonah Kensington les pone en contacto con un veterano de guerra, conductor de taxis de nueva york que anda en busca de un trabajo bien pagado. Jonah, temiendo por la vida de los investigadores, contrata al veterano William McConickle, escocés de 30 años (nuevo jugador).


William, a la izquierda, junto con parte de su unidad durante la Gran Guerra 
Un par de días después el grupo decide investigar la casa del Ju-Ju, el padre Way hace unas averiguaciones previas en la iglesia local y descubre que la zona donde está la tienda del Ju-Ju no es que digamos muy recomendable...

En el interior de la tienda, se interesan por una daga ceremonial africana que Rupert compra por generosos 250$... Mientras, inspeccionan los items a la venta y charlan con el vendedor sobre la runa encontrada en el cadáver, etc, etc... Ahí aprecian que el vendedor no parece del todo cuerdo ni en sus cabales. Puesto contra las cuerdas, decide echar de la tienda a los PJs, cerrando la tienda inmediatamente después. Los investigadores deciden esperar en la calle a ver qué pasa y poco después ven salir al vendedor y le siguen mientras coge un tranvía hacia el East Side...


El próximo día mas!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario